Cultiva tus propios tomates

El tomate es un buen vegetal para que tus hijos lo cultiven, ya que no requiere de mucho espacio y se puede cultivar en el jardín o en el balcón, siempre y cuando haya mucha luz solar. Tardará un par de meses en crecer, pero una vez que esté listo, ¡crecerá un montón para comidas, ensaladas y salsas!

 

Qué necesitas:

  • Una o dos macetas grandes
  • Cañas
  • Cordón
  • Abono de jardinería
  • Planta de semillero de tomate (o semillas)

Qué hay que hacer:

  • Coloca el abono en la maceta.
  • Cava un agujero profundo en la maceta con un palito o una pala.
  • Mete la planta de semillero de tomate en el agujero y rellena con más abono. (Si quieres plantar con semillas deberás sembrarlas en marzo/abril).
  • Clava una caña de bambú en la tierra junto a la planta para que tenga un soporte (cuando se haga alta podrás atarla suavemente con una cuerda).
  • Riégala con frecuencia: los tomates adoran la humedad y la luz del sol.
  • Después de ocho semanas ya vas a poder recoger tus primeros tomates deliciosos. ¡Disfrútalos!