Aventura al aire libre: mini safari

Te presentamos varias actividades simples para que los niños disfruten al aire libre. Ya sea en la plaza o en el balcón, hay algo para todos. Además no cuesta mucho dinero y no ocupa mucho tiempo. Recolectar semillas: Muchas flores y árboles a nuestro alrededor empezaron como semillas, que tienen muchas formas distintas. La mayoría de las plantas que nos rodean tiene semillas, desde un roble a un tomate o una banana. Busca en la cocina, en el jardín o en la plaza, a ver cuántas semillas encuentras. Una vez tengan varias semillas y hayan descubierto de qué son, pueden plantarlas o pintar la planta que saldrá. Collage de hojas: En todas partes hay hojas caídas. Las puedes encontrar en la calle, en los marcos de las ventanas y en la plaza. ¿Cuántas hojas de formas, tamaños y colores diferentes pueden encontrar tus hijos? Recolecta todas las que encuentres y haz que tus hijos identifiquen de qué planta son, preguntando a los padres o a los vecinos y comprobándolo con un libro o preguntándole a alguien que camine por la plaza. Haz entonces un cuadro o un collage. Repasar la corteza: Cada árbol tiene una corteza distinta. ¿Puedes ver la diferencia? La próxima vez que vayas a la plaza llevá papeles y crayones de colores. Cuando veas una corteza interesante apoya el papel y repásala con el crayón. Así tendrás un dibujo de la corteza. De caza: Invita a tus hijos a buscar animales. Pídeles que rastreen las huellas de animales después de que haya llovido. ¿Las reconocen? ¿Hay otras señales de que pasaron animales por ahí, por ejemplo hojas rotas, ramas partidas o plumas de pájaro? ¿Qué hace que la naturaleza sea linda? ¿Qué hace que algunas cosas de la naturaleza asusten, sean aburridas o interesantes? ¿Qué es lo que más les gusta a tus hijos de la naturaleza? Si conoces actividades al aire libre únicas o interesantes que les gusten a tus hijos, o si quieres compartir una historia, por favor publica un comentario.