¡Regálate tiempo para ti!

La rutina de ser mamás es hermosa pero también agotadora, y nos va dejando poco tiempo para preocuparnos de nosotras. Recuerda que además de madre eres mujer. Revisa cómo compatibilizar estos dos roles. Siempre vivimos preocupadas por nuestros hijos, al punto que de pronto descubres que hace mucho tiempo haces muy poco de lo que realmente te gusta. ¿Te pasa eso? Entonces sigue estos consejos para darte tiempo como mujer, sin dejar de ser una excelente madre: - Tiempo en pareja: Tus niños son tu máxima preocupación, pero también recuerda que tienes pareja, y por lo mismo, es importante que no se descuiden. Guarden tiempo para ustedes dos, donde conversen de la vida y puedan divertirse. Que este tiempo sea exclusivo, sin preocupaciones. No tiene por qué ser todos los fines de semana, ¡pero inténtalo algunas veces al mes! - Dedícate a tus hobbies: Seguro tienes algo que te encantaba hacer y que hace mucho tiempo tienes abandonado. Pueden ser tus clases de yoga, la pintura, cantar o escuchar música. Vuelve a reencontrarte con los pasatiempos que te relajan y hacen feliz. - Las valiosas amigas: Nada como disfrutar con las amigas. Hay temas que sólo podemos conversar con ellas, y esas conversaciones pueden ser sumamente buenas para relajarnos y liberar tensiones del día a día. - No te desesperes por el orden: Siempre estás preocupada por tu casa, pero por un día sin limpieza ¡el mundo no se va a acabar! De pronto gastamos energía valiosa en mantener la pulcritud de nuestro hogar, ¿pero no sería mejor gastarla en compartir con nuestros pequeños? - Enséñale a tus hijos a ser responsables: Es bueno que tus hijos tengan ciertas normas, que finalmente los favorecen a todos. Si les inculcas simples cosas como que hagan sus tareas al llegar del colegio, o que aparten su ropa sucia, verás cómo todos tendrán mayor armonía, ya que no tendrás que estar recordándole estas cosas insistentemente. Anímate con estos simples consejos y verás que ser madre y mujer ¡es mucho más simple de lo que creías!