Cómo mantener la ropa perfumada

La humedad del invierno, un mal lavado, el encierro en cajas o closets o el humo de un asado, son algunas de las causas por las cuales tu ropa puede no tener un buen aroma.

Si quieres que esto no pase y toda tu ropa y la de tus pequeños tenga rico olor: puedes intentar varias soluciones, en distintos momentos. Por ejemplo, puedes hacerlo cuando planches.

¿Cómo? Basta con echar una gotita de perfume dentro del pulverizador de la plancha y listo.

Otro momento para perfumar la ropa es cuando la guardas en el clóset o en los calones de tu cómoda. Para esto, puedes comprar una bolsita con flores secas perfumadas y poner un poco de éstas en potes pequeños y destapados, dentro de cada cajón.

Si no te gusta mucho el aroma de estas flores, te recomendamos hacer una mezcla casera. Para ello necesitarás un frasco con alcohol de cereal, esencia de flores, frutas o algún perfume de tu agrado, y un poco de agua destilada. Bastará con que los mezcles todos en un frasquito.

Si tu problema es cuando guardas la ropa de temporada en cajas y luego de algunos meses salen con olor a encierro, también hay una solución.

Consigue trozos o bolitas de madera y remójalas en aceites aromáticos. Déjalas reposar por algunos días dentro de algún recipiente de plástico, y cuando estén secas, las puedes poner dentro de las cajas de ropa hasta el siguiente verano o invierno.

Y obviamente lava con OMO, que en todas sus versiones tiene un olor rico y a limpio.

*Foto: favim