Planchado

  A la mayoría de la gente no le gusta planchar...

Recordar:

  • Una vez secas, muchas prendas pueden guardarse en el armario sin necesidad de plancharlas.
  • Los tejidos que se secan por goteo reducen la necesidad de planchado.
  • El uso de suavizante en el aclarado final del lavarropas facilita el planchado.

Consejos para el planchado:

  1. Seguir las instrucciones de la etiqueta de cuidados de la prenda.
  2. Recordar que la temperatura de la plancha tarda en cambiar cuando se modifica la configuración (la luz indicadora muestra cuándo se alcanza la temperatura adecuada).
  3. Al disminuir la temperatura, hay que esperar hasta que se encienda y apague la luz indicadora.
  4. Para no planchar la ropa a una temperatura superior a la correspondiente, clasificar la ropa según el tejido (lino, algodón, sintético).
  5. Configurar la plancha para los tejidos sintéticos, a continuación aumentar la temperatura para la ropa de algodón, etc. De esta manera se aumenta la temperatura de la plancha gradualmente y no es necesario esperar a que se enfríe. Esto minimiza el riesgo de planchar las prendas a una temperatura demasiado alta
  6. No deben plancharse objetos afilados como loa cierres o los botones.

Cómo evitar el brillo y las marcas de plancha

  1. Usar una tabla de planchar acolchada (especialmente para la lana).
  2. Siempre que sea posible, planchar las prendas del revés. Las prendas delicadas siempre deben plancharse del revés a baja temperatura.
  3. Colocar un “paño de protección” sobre la prenda (p. ej. la funda de una almohada). Para planchar algunos tejidos (p. ej. lana) usar la función de vapor o bien presionar ligeramente la prenda con un paño humedecido.

Guía de temperaturas de planchado para los diferentes tejidos

  • Algodón: planchar en caliente con la prenda del derecho y ligeramente húmeda.
  • Lino: si es una prenda de lino de color claro, planchar la prenda ligeramente húmeda primero del revés y, a continuación, del derecho para reactivar su brillo. Si se trata de lino oscuro, planchar solo del revés.
  • Seda: planchar en caliente con la prenda del derecho y ligeramente húmeda.
  • Lana (punto): planchar en caliente o con vapor con la prenda del revés y seca o casi seca.
  • Lana (tejida): planchar del derecho sobre un paño para evitar quemar la lana con la plancha caliente o con vapor.
  • Acrílico: en caso necesario, repasar la prenda del revés con la plancha fría. No usar vapor ni un paño húmedo encima.
  • Nylon o poliéster: planchar la prenda del revés con la plancha fría para evitar brillos.
  • Acetato: planchar la prenda húmeda del revés con la plancha fría.

Cuidado de la plancha

El cuidado de la plancha también es importante:
  • Mantener la superficie de planchado limpia usando un limpiador especial (disponible en las ferreterías).
  • Si se trata de una plancha a vapor, eliminar los depósitos de sarro, dado que pueden provocar manchas marrones.
  • Si se usa almidón, plancharlo rápidamente. La plancha no debe estar demasiado caliente o el almidón se quemará.
  • Si un tejido sintético como el nylon se funde accidentalmente sobre la plancha, no dejar que se enfríe la plancha o se endurecerá. Girar el termostato a "caliente", eliminar con papel el tejido fundido y limpiar la plancha mientras que esté caliente.