Suavizantes

Cuando se usa suavizante, la ropa tiene un tacto más suave y resulta más cómoda de llevar. Además, la ropa lavada con suavizante no pica. Esta es la diferencia entre la ropa lavada con o sin suavizante.

 

 
  • El suavizante actúa sobre las fibras del tejido ayudándolas a retener su elasticidad natural.
  • El suavizante mantiene la ropa nueva durante más tiempo (si no se usa suavizante, las fibras se anudan entre sí y favorecen el desgaste del tejido).
  • Además, cuando se usa suavizante las prendas están menos arrugadas y son más fáciles de planchar.
El suavizante de la ropa actúa de un modo similar al acondicionador del cabello. La mayoría de las mujeres (y algunos hombres) no pueden vivir sin él. ¿Por qué no hacer lo mismo con la ropa para garantizar su mejor aspecto?