Trajes de baño, ropa de gimnasia y otras prendas delicadas

 
  • Lavar por separado las prendas de color para evitar la transferencia de color
  • No dejar en remojo
  • No dejar secar por goteo para evitar la pérdida de color
  • Escurrir o centrifugar las prendas suavemente y enrollar en una toalla para eliminar el exceso de agua antes de colgarlas.

Adornos:

Los adornos de las prendas pueden influir tanto sobre el tipo de lavado como sobre los productos empleados. Por ejemplo, si una prenda tiene el cuello de piel, la etiqueta puede indicar que debe lavarse en seco a pesar de que el resto de la prenda pueda lavarse con agua.