Todo lo que necesitas saber acerca de cómo funcionan las lavadoras

Sí, las lavadoras son máquinas tecnológicas, pero a diferencia de los smartphones o de las consolas con las que juegan tus hijos, ¡son pan comido! Para darle un buen uso a tu lavadora no es necesario  entender todo sobre ella (sus partes y piezas), lo único que necesitas conocer son los diferentes ciclos y programas que vas a usar. De esa forma utilizarás todas tus funciones de manera óptima y podrás darle a tu ropa un mejor cuidado, además de ahorrar en recursos como agua y energía.

Ciclos y Programas de las Lavadoras

El funcionamiento de las lavadoras no es un conjuro mágico; solo se trata de elegir el ciclo y programa correctos para obtener el mejor resultado. Existen diferentes tipos de carga para elegir, que te darán el mismo nivel de control que tienes con el lavado a mano, pero sin su esfuerzo y tiempo. Entendiendo que una lavadora puede combinar diferentes partes en el proceso de lavado según sus programas (basados en cada carga individual) para crear “un ciclo”, te daremos una idea de cómo funcionan las lavadoras. Aquí te explicamos algunas partes de un ciclo: No necesitas usar siempre el ciclo de prelavado. De hecho, a menos que tengas ropa muy, muy sucia, es mejor no usarlo, ya que ahorrarás agua y dinero. Si necesitas lavar ropa muy sucia (cuando tienes niños, a veces es inevitable), el prelavado puede ser realmente maravilloso. Este ciclo hace un lavado muy rápido, ya sea con detergente o quitamanchas, lo que soltará las manchas y hará más fácil su remoción durante el lavado. Esta es la parte principal y donde empieza la magia. El detergente se libera en la máquina y se mezcla con el agua, generando espuma que se filtra en las fibras de la ropa, eliminando las manchas y los malos olores. Puedes usar Omo Progress Matic, asegúrate de poner la dosis correcta. Durante el ciclo de enjuague, se bombea agua limpiaen la lavadora, eliminando el agua jabonosa y removiendo los residuos de detergente de tu ropa. Esto continúa hasta que no queda jabón y tu ropa está limpia, pero muy mojada. Es la parte final del proceso de lavado. El centrifugado hace girar muy rápido la ropa, eliminando el exceso de agua. Aunque tu ropa no saldrá completamente seca, tampoco estará estilando y quedará lista para que la pongas en el colgador. Un consejo: No centrifugues si tu bebé está durmiendo. ¡Puede ser un poco ruidoso!

Programas

Normal

¡No te confundas con el nombre! Que sea un lavado “normal” no necesariamente significa que sea el programa que debas usar más a menudo. “Normal” solo significa que no se ha aplicado un programa específico. Para la carga promedio, tal vez consideres que es mejor usar un lavado rápido o un eco-lavado que ahorrará tiempo, dinero y energía.

Lavado Rápido

Si tu ropa no está particularmente sucia y solo necesita un poquito de frescura, un lavado rápido tomará menos tiempo y usará menos agua y temperatura que un lavado “normal”. Quizás prefieras usar este programa como estándar, a menos que tengas ropa verdaderamente sucia.

Eco-Lavado

El Eco-Lavado es la opción medioambiental más amistosa, pero ¡úsala con cuidado! Consume incluso menos agua a baja temperatura que el lavado rápido. Una de nuestras mamás OMO destacó: “Encontré que es una excelente manera de refrescar las poleras que huelen levemente mal, pero me di cuenta de que no elimina completamente las manchas”.

Delicado / Lavado a mano

Si quieres pasar fácilmente desde el lavado a mano al lavado en máquina, este es el programa perfecto para ti. En vez de hacer centrifugar tu ropa para remover el exceso de agua, este programa la sacude suavemente a fin de proteger sus delicados tejidos. ¡Incluso puedes lavar prendas con encajes, seda y bordados!

Remojo

Este programa (si tu lavadora lo tiene) es similar al prelavado, solo que no continúa hasta el ciclo completo de lavado. El remojo usualmente dura 30 minutos. “De verdad, no encuentro que necesite usar el programa de remojo muy a menudo, pero puede ser muy útil si tienes una mancha grande y quieres suavizarla antes de aplicarle un quitamanchas a mano”, nos sigue contando una de nuestras mamás OMO.

Sanitizado

Si tienes un bebé o niños chicos, el programa Sanitizado ¡puede ser tu salvavidas! Usa agua muy caliente (así que no coloques tu ropa delicada o se podría encoger), lo que básicamente hace hervir la ropa y mata las bacterias. Si tus niños tuvieron un “accidente” y mancharon su ropa, este programa no tiene precio. También es bueno para eliminar el moho que crece en las cortinas de baño.

¿Tienes más consejos sobre cómo funciona tu lavadora?

¡Déjanos tus comentarios abajo!