Mi hijo, el defensor de la naturaleza

A los niños de hoy en día les fascina la naturaleza. Suelen mostrar mucho interés y respeto por los entornos naturales y, normalmente, están más informados de los problemas ambientales que sus padres. Casi todas las madres con las que hablamos durante el transcurso del estudio global “Los niños y la naturaleza” de Omo nos dijeron que les gustaría saber más cosas sobre la naturaleza y el medio ambiente, y que aprender de sus hijos las hacía sentir orgullosas. El 75% dijo que las hacía sentir bien que sus hijos supieran más de la naturaleza que ellas. Los jóvenes y entusiastas ecologistas de la actualidad (78%) creen que sus padres deberían hacer más para proteger el mundo y encontrar mejores maneras de interactuar con él. Los niños pueden tener una influencia enorme sobre nosotros, sus padres, y contribuir a que cambiemos cosas, grandes o pequeñas, del mundo en el que vivimos.

 

Pequeños cambios que consiguen grandes cosas

Éstas son las cinco acciones más practicadas por los niños de todo el mundo que les hacen sentir que están protegiendo la naturaleza y cuidando el medio ambiente:

  1. No tirar papeles al piso.
  2. Apagar la televisión cuando no se está mirando.
  3. Apagar las luces cuando no se necesitan.
  4. Ser amables con los animales.
  5. No desperdiciar papel.

Por desgracia, a pesar del entusiasmo que demuestran por la naturaleza, el 45% de los niños dice que han aprendido más sobre ella en la televisión que como consecuencia de una interacción real. Una posible explicación a esto puede estar en que el 84% de las madres de todo el mundo afirman que es responsabilidad de la escuela educar a sus hijos en temas de naturaleza y medio ambiente. Para saber más acerca de cómo Omo puede ayudarte a introducir cambios pequeños, pero positivos, para el medio ambiente, consulta nuestro Programa por un planeta más limpio.