Skip to content
rectángulo celeste

Beneficios de un panorama al aire libre

No solo tú te desesperas por salir a la calle después de 9 horas de oficina. Los niños también esperan por un paseo o por hacer cualquier actividad al aire libre. Descubre aquí por qué deberías sacarlos siempre de la casa.

Todas las personas necesitamos respirar aire fresco, sobre todo los niños. El estar al aire libre los ayuda a crecer y a desarrollarse física, social y emocionalmente. Además, es la manera más entretenida de combatir la obesidad infantil.

En el sitio Elige vivir sano, nos cuentan por qué tenemos que sacar a pasear a los niños al aire libre, tengan la edad que tengan. Desde nuestras guagüitas hasta niños más grandes:

Bebés: Aunque todavía no puedan caminar, igual es muy bueno para ellos poder ver, oler y escuchar cosas diferentes. Los colores, sonidos y personas, ayudarán a estimular sus sentidos.

Hasta la sensación de aire de una temperatura diferente puede ser beneficiosa para tu guagua. La idea es que interactúes con ella, mostrándole la gran diversidad de cosas que encuentren en el camino.

Niños pequeños: Cuando los niños ya han aprendido a caminar, necesitan fortalecer sus músculos y qué mejor forma de hacerlo jugando al aire libre. Así tu hijo permanece activo y desarrolla sus músculos mayores, de una manera muy entretenida. Se les debería programar entre 1 y 2 horas diarias de actividad al exterior, la cual puede ser estructurada o no. Por ejemplo, podrían jugar a utilizar el agua para “pintar” la acera, o cantar juntos canciones sobre los pájaros y los árboles.

Niños más grandes: Su tiempo al aire libre le ayudará a desarrollar más su estado físico. El jugar con otros niños también contribuye a su desarrollo social y le ayuda a hacer amigos. Algunas ideas para que disfruten juntos y hagan un poco de ejercicio puede ser saltar la cuerda y formar rimas mientras salta. Los niños de esta edad también pueden jugar con pelotas o explorar un poco más a fondo la naturaleza.


Estar al aire libre es la mejor manera de pasar el tiempo en familia y ayudar a tus hijos a crecer más saludablemente. Les encanta rodar por el pasto, jugar con el barro y ensuciarse hasta más no poder. Tú mamá solo debes relajarte y entregarte a la diversión, recuerda que para las manchas está OMO, imbatible contra ellas.