Skip to content
Guagua comiendo helado

Cómo hacer helado de chocolate con tus hijos

Aprovecha que llega el fin de semana y toma nota de esta deliciosa receta casera para hacer helado de chocolate. Qué mejor panorama que pasar un grato momento con los niños, preparando una de las cosas que más les gusta.

Una súper buena idea para refrescarse en estos días de calor. Además, si tus hijos te ayudan en la elaboración de esta receta, se sentirán felices con el resultado de su trabajo: un exquisito helado de chocolate que disfrutarán ¡hasta que se acabe!

En el sitio Mis Recetas explican una sencilla receta para preparar helado de chocolate en tu casa.

Solo debes tener las precauciones básicas si estás con los niños en la cocina: cuidado con las ollas calientes, cuchillos o elementos cortantes, que no se vayan a comer alguna cosa no debida y que mantengan la tranquilidad dentro del lugar.

Toma nota de los ingredientes que necesitas:

  • 8 cucharadas de leche condensada.
  • 1/4 kg. de crema para batir.
  • 100gr. de almendras tostadas picaditas.
  • 5 cucharadas colmadas de cacao soluble.
  • 3 yemas de huevo.
  • Chips de chocolate, chubies o pedacitos de galletas.

La preparación es muy fácil e ideal para que la hagas con los niños. Esta pensada como para 4 personas y te tomará entre 30 y 40 minutos.

  • En un bol, poner la leche condensada y las almendras.
  • En otro recipiente, mezclar muy bien las yemas con el cacao.
  • Cuando esta mezcla esté muy bien incorporada, añadir a la leche condensada y revolver con una cuchara para que quede una mezcla homogénea.
  • Repartir la mezcla en copas grandes, adornarlas con la crema batida y congelar.
  • Cuando vayas a servir, puedes ponerle galletitas, chubies o chips de chocolates.

Toda esta tarea será muy enriquecedora y entretenida para tus hijos. Así es que déjalos entrar en la cocina y experimentar con los ingredientes, sin estresarte por las manchas. Ensuciarse les hace bien a los niños. Mientras ellos aprenden jugando, OMO te ayuda con el lavado, eliminando las manchas más frecuentes en los pequeños, como las de chocolate.