Skip to content
Ninos jugando en la playa en verano

Vacaciones de verano de los hijos y el trabajo

¿Cómo organizarnos?

Sin duda, para todas las mamás el panorama favorito es pasar tiempo libre con los niños, algo difícil de lograr si trabajamos fuera de casa. Y justamente enero y febrero son los meses ideales para compartir y regalonearlos. ¡Pero no te desmotives! Acá te mostramos cómo puedes organizarte para disfrutar cada minuto con tus niños en verano.

El primer consejo es hacer coincidir tus vacaciones con las de tus hijos,  no importa si no pueden salir de la ciudad, lo que vale es que podrás regalonearlos y disfrutarlos todo el día sin mayores preocupaciones. Para eso puedes relajarte un poco con las tareas de la casa, ¡Pero sin exagerar! Si no es posible pedir vacaciones en tu trabajo, te aconsejamos programar muy bien tus tareas en la oficina, así  al final del día podrás irte a casa a la hora que corresponde. 

Otros detalles que puedes tener, que pueden parecer mínimos,  pero que para tus niños tienen un gran significado son:

  • Desayunar juntos en las mañanas:

Es más fácil si los llevas al jardín infantil, de lo contrario, si alguien los cuida en tu casa déjalos descansar.  ¡Ya tuvieron suficiente madrugando todo el año!

  • Durante el día, sorpréndelos llamándolos por teléfono:

Date el tiempo de dedicarles al menos unos 15 minutos siempre que no afecte tu trabajo, así te podrán contar qué están haciendo, o si les gustaría que le llevaras algo “rico” para la once, por ejemplo.

Una vez en casa, dedícate a escuchar todo lo que quieran contarte:

No importa que te repitan lo que ya se dijeron por teléfono, sigue todo muy  atenta y entusiasmada. Y sea la edad que tenga, al acostarlo dale un gran beso y siempre dile cuánto los amas. Y finalmente mamá, no sientas culpa de no poder estar con tus niños en casa, toma el tema con madurez y altura de miras. Recuerda que más que la cantidad, lo que vale es la calidad del tiempo que pasas con tus hijos.