Skip to content
Prendas de diferentes colores

Consejos para cuidar tu ropa

Entre la casa y la pega, poco tiempo nos queda. La lavadora nos ayuda, pero ojo que siempre hay algunas cosas que podemos hacer para tratar mejor nuestra ropa. Te dejamos aquí unos buenos consejos de lavado para que sepas cómo hacerlo. No importa si lavas a mano o en la máquina, si sigues estos tips en cada paso relacionado con la limpieza, secado y planchado de tu ropa, te asegurarás de no estropearla.

Lavado

No dejes que tu ropa se ensucie mucho antes de lavarla. También es bueno que la mantengas seca y aireada. Como consejo, siempre vacía bolsillos, desabrocha los botones y levanta los cuellos antes de poner las prendas en la lavadora, que nunca debes llenar en exceso, ni dejar que el agua llegue a la temperatura máxima.

Cuando laves a mano

En los primeros lavados que haces de alguna prenda, el agua puede colorearse. Así es que es mejor que la laves sola, siempre con agua fría y sin dejar en remojo. Fíjate que el detergente se disuelva completamente antes de introducir la prenda. No la frotes ni estrujes con fuerza, solo apriétala con suavidad para retirar el exceso de agua y enjuaga bien.

Cloro o blanqueadores

Antes de aplicarlos, entiende bien qué dicen los símbolos de la etiqueta. Hay algunos que no aguantan el uso de cloro o blanqueadores. Y cuando los uses, hazlo solo en frío y una hora como máximo, sin ocupar recipientes de hierro, cobre o latón.

Secado

Dobla las prendas para que no se deformen y evita exponerlas directamente al sol o viento fuerte, especialmente si es ropa de color. Si la vas a poner en un tendedero interior, procura que haya corriente. Las prendas de punto deben envolverse en una toalla y dejarlas secar sobre una superficie horizontal, sin colgar ni exponer al sol o a un calefactor. Las prendas propensas a deformación, es mejor que las estires al secar para que recuperen su forma.

Planchado

Es bueno que planches tu ropa un poquito húmeda. Clasifícala según los símbolos de la etiqueta y empieza a planchar por la temperatura más baja. Espera unos minutos para pasar a una más alta. Si se le pega algún resto de lo que sea a la plancha, elimínalo con un trapo húmedo antes de que se enfríe.