Skip to content
Lavado de ropa a mano

Lavar a mano: Cuando es mejor prescindir de la lavadora

Por lo general, usamos la lavadora para deshacernos de las manchas y la suciedad, ¡pero no siempre es lo mejor! Hay algunos materiales en los que es recomendable lavar a mano ya que son más delicados y requieren de mayor cuidado. Con la ayuda de estos tips, lo lograrás fácilmente. Lo primero, es leer las instrucciones de lavado de las prendas que quieres lavar, ya que como debes saber, los diferentes materiales requieren de distintas temperaturas de agua y ciertos cuidados especiales que pueden variar.

Pon un tapón en tu fregadero y agrega ¼ de taza de tu OMO favorito, mientras lo llenas del agua necesaria como para que tu ropa se sumerja. Si para este lavado lo que quieres es blanquear tu ropa blanca, debes añadir una pequeña cantidad de cloro. Con ¼ de taza quedará perfecta.

Echa la ropa al agua y sumérgela por completo. Lo más recomendable es dejarla remojando un buen rato para que la suciedad se suelte y sea más fácil la parte de refregar. Ahora, debes refregar la ropa con tus manos lo que estimes necesario. Si sientes que falta detergente, puedes agregar un poco más, y si el material lo permite, te puedes ayudar con una escobilla o un cepillo de dientes para las manchas más difíciles. Por último, quita el tapón del fregadero y comienza a enjuagar mientras escurre el agua.

Abre la llave y retira el jabón de tu ropa hasta que el agua salga transparente. Finalmente, ¡escurre tu ropa y cuélgala para que se seque! Verás cómo tu ropa se mantiene mucho mejor aún usando un ciclo delicado de lavado. Anímate y verás que no es nada de difícil tener ropa perfecta y como nueva por mucho más tiempo.