Cómo puedes cuidar el medioambiente en casa

Hace algunas semanas te dimos varios tips para enseñarle a tus hijos cómo cuidar el medio ambiente con simples hábitos caseros.

Hace algunas semanas te dimos varios tips para enseñarle a tus hijos cómo cuidar el medio ambiente con simples hábitos caseros. Hoy día te entregamos la segunda parte. La idea es que los compartan en familia y todos juntos nos ayuden a tener un planeta más limpio. Son consejos muy fáciles de seguir, así es que ¡anímense y tomen nota!

Si tienes niños pequeños, que aún usen pañales, evita usar los del tipo desechables. Sabemos que esto puede ser bastante incómodo para ti, pero es importante que sepas que un niño usa entre 5 mil y 8 mil pañales hasta que aprende a ir al baño.

Y esa gran cantidad genera millones de toneladas de desechos no degradables. Siguiendo la línea anterior, también te recomendamos usar servilletas de género , ya que se podrían ahorrar cientos de miles de millones de kilos de papel de manera diaria, en todo el mundo. Y lo mismo ocurre con los vasos desechables. Otra cosa que puedes hacer, es cambiar un poco tus hábitos alimenticios .

Por ejemplo, ser vegetariano solo una vez a la semana evitará que consumas carne. ¿Y cómo contribuyes con esto? Ocurre que los animales son muy caros, por ejemplo, se necesitan 10 mil litros de agua para producir solo 300 gramos de carne, y 17 metros cuadrados de bosques para hacer una hamburguesa.

Nunca botes basura en la calle o en lugares públicos. Si no hay botes de basura en la playa, la plaza u otros lugares, guarda los desechos en bolsas hasta que encuentres un lugar donde hacerlo de manera correcta.

Usa fósforos en vez de encendedores, ya que estos últimos están hechos de plástico y están rellenos con butano, por lo tanto, no son reciclables, algo que sí ocurre con los fósforos que están hechos de cartón, cuyo material es de papel reciclado.

Tal vez has visto que algunos supermercados ofrecen bolsas reutilizables para hacer las compras. Esto porque las bolsas de plástico no son biodegradables, contaminan el océano y la cadena alimenticia, y además son mucho más caras que las reciclables. Para que te hagas una idea, se usan unas 500 mil millones en todo el mundo. Finalmente, opta por las pilas y baterías recargables, ya que de las cerca de 15 mil millones de baterías alcalinas que se producen al año, la mayoría no son recicladas.