Construye un refugio secreto

Tus hijos pueden construir un verdadero refugio secreto en el parque con cualquier cosa que encuentren a su alrededor. Y no te preocupes porque tus sábanas se ensucien: no es algo que Omo no pueda limpiar.

 

Qué necesitas:

  • Ramas caídas
  • Helechos, hojas y cualquier follaje del parque y del bosque
  • Sábana para el suelo
  • Bastantes chicos entusiasmados
  • ¡Algo de comer y bebidas para cuando el refugio esté construido!

 

Qué hay que hacer:

  1. Coloca las ramas más grandes primero para crear la estructura del refugio.
  2. Construye las “paredes” con ramas más pequeñas y hojas.
  3. Un adulto debería comprobar que el refugio esté terminado antes de que los niños entren, simplemente para asegurarse de que es lo suficientemente resistente.
  4. Cúbrelo con una tela impermeable de plástico si es que tienes.
  5. Finalmente, acepta que te van a prohibir entrar al refugio una vez esté terminado, ya que normalmente existe una regla de ¡solo chicos!