Enséñales a tus hijos mayores a coleccionar y jugar a las canicas

Se puede jugar a las canicas en interiores y exteriores, y mantiene a los niños concentrados en su juego durante horas.

La mayoría de las jugueterías vende canicas o bolitas y son bastante baratas en comparación con otros juguetes pequeños. Por tanto, si les compras a tus niños bolitas curiosas para añadir a su colección cada vez que salgas de compras no representará mucho gasto.
 

Qué necesitas:

  • Una pequeña colección de bolitas (que se puede ir aumentando periódicamente)
  • Una bolsita para guardarlas
  • Tiza para exteriores o un aro o cinta para interiores

 

Qué hay que hacer:

  • Dibuja un círculo en el suelo con una anchura de 90 cm con tiza o con cinta si estás jugando en el interior encima de una alfombra.
  • Elige la bolita con la que vas a tirar, debería ser la canica más grande de todas.
  • Pon 5-10 bolitas en el centro del círculo para jugar.
  • Cuando sea tu turno, arrodíllate fuera del círculo, dispara tu bolita sacando el dedo gordo del puño e intenta golpear la mayor cantidad de bolitas que puedas.
  • Si consigues sacar canicas fuera del círculo, te las quedas y vuelves a tirar.
  • Si no consigues sacar ninguna bolita del círculo, dejas la canica con la que tiras en el círculo hasta el próximo turno, y tira el otro jugador.
  • El juego continúa hasta que el círculo esté vacío.
  • Ganará quien tenga más canicas al finalizar el juego. Pueden devolverse las bolitas al terminar, ¡a menos que hayan acordado quedárselas!